· 

La familia

El proceso migratorio a través de México es un tortuoso camino en busca de alcanzar un sueño, el cual; muchas veces, tiene tintes de pesadilla.

bufete de abogados - despacho de abogados - derecho migratorio

Que lleva a una persona a arriesgarlo todo, dejar lo que conoce, su hogar, patrimonio, aventurarse en tierras lejanas en búsqueda de un sueño, eso que le llama american way of life.

 

Cuando pensamos en migrantes, nuestro imaginario nos lleva a la línea divisoria entre México y Estados Unidos, esa infranqueable barrera gringa que no separa dos países, sino dos ideologías, dos culturas, sueños, ideales y esperanzas de una vida mejor.

 

Sin embargo, no hay nada más alejado de la realidad que eso, la migración es el nuevo gran negocio, tanto licito como ilícito, los migrantes, aquellos “hermanos latinoamericanos” no pasan desapercibidos a los ojos de nadie: el proceso migratorio no es aquel que comienza en el muro entre Tijuana y San Diego, el ubicado a ambos lados del Río Bravo o cualquier otro punto de cruce a lo largo de los 3,185 kilómetros de frontera que colindan con nuestros vecinos del norte.

 

El proceso migratorio surge en lugares muy distantes de la geografía mexicana, en lo que corresponde a nosotros, inicia en nuestra frontera sur, esa pequeña franja que nos une con Centroamérica, que resulta ser una pequeña gran brecha de 1,234 kilómetros donde se inicia un largo viaje en busca de un sueño, el cual se convertirá en una verdadera pesadilla.

 

Qué es aquello tan grande y poderoso que lleva a las familias a aventurarse en un viaje largo y peligroso, el imaginario popular señala el origen de la migración en una cuestión de carácter económico, no obstante, la búsqueda de un mejor estilo de vida, aquel american way of life es sólo consecuencia de la búsqueda perpetua del ser humano que busca la felicidad; el proceso migratorio es más que un camino a lo largo de distintos países en el intento de llegar a esa idílica meta llamada Estados Unidos sin embargo, esto costará tiempo, esfuerzo y recursos económicos, materiales y psicológicos, en otras palabras: será largo, peligroso, complejo y costoso, además de amargo y frustrante; entonces…. ¿vale tanto la pena?, ¿vale tanto el riesgo?, al punto de ponerse en riego e incluso…, perder la vida.

 

La fotografía intitulada “La familia” muestra un rasgo de la migración que va más allá de lo señalado en las cabezas de noticias o sensacionalismos explotados por las Organizaciones No Gubernamentales; qué es aquello tan poderoso para que una persona decida lanzarse en una arriesgada empresa como es cruzar diversas jurisdicciones internacionales en busca de un sueño; qué motiva la decisión de tomar a una pequeña niña dejando todo atrás, abandonar las raíces y costumbres, patrimonio, familiares, amigos, todo aquello que nos conforma como seres sociables.

 

El problema migratorio es multidimensional y multifactorial, siendo diversas las razones que motivan el desplazamiento de la persona, resulta destacable en este sentido el incremento de la inseguridad, las mafias y las maras, el cual es un problema creciente en Centroamérica, el crimen organizado está superando las acciones de gobierno, las cuales, tienen la prominente obligación de salvaguardar la seguridad de sus ciudadanos; no con esto descartamos el fenómeno económico y la falta de oportunidades, sin embargo; resulta ser una menor incidencia la falta de empleo, situandose por encima al factor seguridad como motivación principal del desplazamiento de personas las cuales representaron el 77% del éxodo de hondureños entre los años 2012 y 2014.

 

La historia de “La familia” se remonta a la ciudad de Tegucigalpa, moderna capital de Honduras, en donde tenían una papelería con la cual se sostenían económicamente con ingresos aceptables acordes a la clase media, sin embargo, el incremento de la violencia, las mafias, particularmente el MS-13 (también conocido como Mara Salvatrucha) comenzó a cobrar renta a los pequeños negocios, es decir, una cuota diaria por concepto de seguridad, ¿y seguridad de qué o quién?, pues de ellos mismos, de la Mara ya que los negocios se encuentran dentro de lo que ellos llaman “su territorio”, y eso les da el derecho a percibir una cuota por la apertura comercial cotidiana, la negativa conllevará a la destrucción de las negociaciones mediante vandalismo, robos o incendios, el hecho de no atender estas ilícitas invitaciones al pago de contribuciones a las mafias puede traer como consecuencia medidas más drásticas como el secuestro, mutilación e incluso, perdida de la vida.

 

Esto motivó a “La Familia” a bajar la cortina de su negocio, atrancar la puerta de su hogar y abandonar todo lo que tenían y conocían, así; de un día a otro…, cambio su vida, historia, esperanzas…, dejaron de ser la familia dueña de una papelería en un distrito escolar para convertirse en migrantes en una ruta peligrosa llevando en sus manos una mochila con unas cuantas mudas de ropa, un costal lleno de sueños y una pequeña niña en brazos en busca de un futuro mejor, en busca de aquella promesa establecida desde hace más de doscientos años en el preámbulo de la Constitución estadounidense, que no es más que la búsqueda de la felicidad, a eso que los latinoamericanos llamamos el american way of life; sin embargo, no lo hacían por voluntad propia, no eran desplazados ni exiliados, las circunstancias los obligaron a buscar en otros lugares lo que su propia tierra era incapaz de ofrecerles… Seguridad.

 

El viaje a través del territorio mexicano no es lo que los migrantes piensan, nuestra geografía corre a lo largo de casi cinco mil accidentados kilómetros de punta a punta, las rutas por las cuales puede surcarse se identifican preponderantemente en cuatro: 1) Golfo, 2) Centro, 3) Occidente y 4) Pacifico, las dificultades, peligrosidad, complejidad y dimensión de cada una son diversas, el migrante no escoge la ruta conforme a los elementos antes indicados, sino dependerá del destino final que los aventureros se han fijado, en el caso de “La familia” tenían por destino final la ciudad de Miami, en la península de Florida, lo que los llevó a escoger la ruta del Golfo, viajando en los trenes de carga conocido como La Bestia, un largo viaje a través de los estados de Chiapas, Oaxaca, Tabasco, Veracruz, Puebla, México, Hidalgo, Querétaro, San Luis Potosí, Zacatecas, Sonora, Nuevo León y Tamaulipas, habiéndose introducido a territorio mexicano por el paso del Río Suchiate, provenientes de la aldea conocida como El Triunfo, departamento de San Marcos (ciudad de Tucún Umán) en Guatemala, cerca de ciudad Hidalgo, Chiapas, de ahí se dirigen al centro de transferencia de trenes de carga en la ciudad de Arriaga, Chiapas; a unos 300 kilómetros del punto de cruce, evitando los senderos resguardados por el ejército mexicano, las policías municipales y los grupos del Instituto Nacional de Migración, sin embargo; estos no son los únicos peligros, en la senda se encuentran también grupos delictivos como los Zetas, Zetitas, Maras, entre otros.

 

Dos días después se encuentran en Arriaga, esperan poder abordar la bestia al grito de “hoy corre” ya que no existen itinerarios para la salida de trenes; presurosos buscan encontrar algún lugar para poder viajar juntos, sin embargo no será en cómodos asientos, sino en las escalerillas o en el toldo de estos gusanos de acero de casi 2 kilómetros de largo y que alcanzan velocidades de 65 kilómetros por hora, unas verdaderas bestias encarreradas que sacuden, escupen y muerden, y sobre ella, bien agarrados, “La familia”…, con su pequeña hija.

 

Después de un viaje sinuoso de aproximadamente diez horas, recorren los casi 600 kilómetros que separan a la ciudad de Arriaga y Palenque, donde los conocimos y nos contaron su historia, esperan en el centro de transferencia de Palenque que enganche un nuevo tren, con un mapa de la República Mexicana en las manos el cual les hizo calcular en un principio que tardarían tres días en cruzar nuestra geografía, mismos tres días que han tardado en llegar a la ciudad de Palenque, piensa el jefe de familia que la travesía tal vez dure dos semanas más; un mapa de papelería hace difícil asimilar los 1,600 kilómetros que lo separan de ciudad Reynosa en Tamaulipas; sin considerar las veces que tendrán que descender del tren y volver a esperar un nuevo enganche a lo largo de los diferentes tramos que cubren las cuatro empresas concesionarias de trenes que surcan nuestro territorio llevando mercancías, los cuales los llevarán por distintos estados de nuestro país, sin siquiera acercarlos al paso fronterizo que ellos consideran más fácil para cruzar a McAllen, ignorando también que el tren lo más que se acercará será a ciudad Victoria, a poco más de 300 kilómetros de la frontera, donde si logran cruzar, los esperan aun 2,500 kilómetros de andanzas hasta la paradisiaca Florida; es un largo viaje de 5,000 kilómetros desde su hogar, Tegucigalpa…, lo que era su hogar.

 

Las fronteras más que separar naciones, dividen personas y sesgan sueños, el sueño de una familia que se vio acotado por la inseguridad, al punto de poner en riesgo su propia seguridad, los infortunios y sin sabores del proceso migratorio a través de México son por todos conocidos, conocer la ruta y los peligros nos hace valorar y respetar más a estas personas que en busca de un sueño, enfrentan una pesadilla en la búsqueda del sueño americano, en busca del american way of life, dejándonos en nuestros sentimientos el deseo y anhelo de que lleguen… juntos, y juntos…, encuentren aquello que están buscando.

 

Dr. Jorge Carlos Medina Medina

Escribir comentario

Comentarios: 12
  • #1

    Esmeralda De la Torre (lunes, 22 julio 2019 16:17)

    Se habla de un fenómeno que se ha denominado "migratorio", que desafortunadamente como se expresa en el artículo titulado “La Familia”, la migración de los individuos atiende a diferentes razones, como pueden ser: una vida mejor, un trabajo con mejores ingresos, la unión de familias o huir de problemas en un País, las razones pueden variar inmensamente.

    Lo que observamos en el artículo en comento, es que la historia narrada, es precisamente el migrar a otro País, atiende a la violencia e inseguridad vivida por esa familia, que no obstante tener un negocio, en su lugar de origen, con el cual se sostienen, el mismo debe ser cerrado, por las razones citadas.

    Quizá estos migrantes “familia”, no saben el camino que tienen que recorrer para llegar al destino que han trazado, nos les importa el hambre, asalto, extorsión, para llegar adonde tienen puestas sus esperanzas de una vida mejor.

    O reflexionando, es probable que, si sepan lo que tienen que vivir, ya que, de qué otra manera saben que pueden realizar cierta ruta para llegar a otro País, sino es por comentarios o experiencias de otros migrantes que han logrado cruzar, y que, no obstante que saben de los infortunios que tienen que sufrir para realizar una travesía en un País desconocido, apuestan a todo, e incluso hasta su propia vida, con tal de lograr una mejor vida.

    Desafortunadamente son tratados como objetos por algunos grupos, sin respeto alguno, extorsionados y engañados en algunos casos y según historias contadas.

    El alcanzar un sueño es probablemente lo mejor que les puede pasar, no les importa que el idioma sea otro, que la cultura y costumbres sean diferentes; ya que un “trabajo”, eso si no es diferente en ningún lugar, el ser ”fuerza de trabajo”, es bienvenida en cualquier parte del mundo, con los riesgos que esto conlleva.

  • #2

    Oscar Nuñez Bahena (lunes, 22 julio 2019 16:41)

    A través del texto de “La Familia”, podemos constatar una variante de la migración, no por eso, menos frecuente, pero de igual situación adversa, y es el hecho de que familias completas, de diversos países, deben por situaciones ajenas a sus decisiones propias o voluntad, ser empujadas a migrar y consecuentemente cambiar su lugar de residencia, sus hábitos, costumbres, y su vida. Y señalo que no es propio solamente de algunos países de centroamericana, como en el caso de “La Familia” que son de Tegucigalpa, Honduras, ya que esta situación también lamentablemente se hace cada día más reiterarte y generalizado sobre todo tipo de negocio en nuestro país. Y que trata del hecho ilícito de que bandas delincuenciales, inducen, amenazando a familias establecidas y con negocios lícitos como su forma de vida, con el pago de un “derecho de protección”, es decir, estos grupos que delinquen les venden a los propietarios de negocios establecidos una protección, paradójicamente de ellos mismos, porque de lo contrario, en caso de no aceptar y pagarles, secuestran, destruyen el negocio o hasta la muerte de los integrantes de esas familias llevan a cabo, y lo cual, les lleva a resolver, si aceptan el cobro impuesto, o bien, cierran el negocio con todo lo que esto lleva consigo. Y de este modo, de un día para otro, en muchos casos, ante la imposibilidad del pago, deben dejar sus negocios, patrimonio y forma de vida, para emigrar hacia otros lugares en busca de la seguridad ahí perdida. En este sentido, al no encontrar mayor oportunidad en su país de origen, deciden migrar a los Estados Unidos de América, sumándose a las estadísticas cada vez más numerosas. Debe señalarse que esta forma de extorción a los comerciantes establecidos no es propia de países de Centroamérica, ya es también es frecuente actualmente en México. Cada día es sabido que a amigos, conocidos y familiares se les ha pedido el pago permanente de cantidades mensuales como derecho de protección a cambio de que se les permita seguir trabajando. Pero de este fenómeno se deriva que las familias obligadas a migrar, no solo deben llevar a cabo el recorrido que es utilizado generalmente por los migrantes naturales y reiterantes, como es el transitar desde su país de origen a la frontera sur con México, ingresar irregularmente, subir a “La Bestia”, expuestos al robo, el secuestro, la violación a las mujeres de la familia, y en su caso, el pago al guía que les lleve al norte o simplemente guiarse por sí mismos con un mapa de la República Mexicana que adquieran; sino que en este caso, al no tratarse de migrantes cíclicos, o que están de antemano resueltos a migrar, al contrario, aquí se vuelven migrantes por una causa ajena a su decisión personal, y son esas circunstancias singulares las que les orillan a irse a otro país. Quizás vendan sus bienes a fin de constituir el capital que les permita migrar hacia el norte. Esta situación para mí no es menor, ya que en estos casos podemos ver que, al no haber una determinación natural a los riesgos mismos con la migración, estas familias están doblemente expuestas, ya que generalmente, migran todos los integrantes de la familia, sin experiencia y carentes de información previa sobre lo que deben hacer; enseguida, deben resolver el lugar de su destino, y finalmente la travesía en familia, los hace mayormente vulnerables ante cualquier situación que se presente en su contra, al tener que moverse grupalmente por su necesidad y su seguridad. Especialmente aquí que la familia tiene una pequeña hija. Se origina una migración familiar. En el caso de “La Familia”, se encuentran en tránsito, deberán de recorrer más de cinco mil kilómetros, desde su país de origen hasta Florida, en los Estados Unidos de América, por lo que será probable que utilicen la ruta del Golfo, en donde seguramente estarán propensos a la violencia de grupos delincuenciales como “La Mara” en el recorrido desde el Suchiate y hasta Arriaga en Chiapas y a la cual ya debieron enfrentar en Honduras; pero más a delante, en el noreste el “Cartel de los Zetas”. Finalmente, de lograrlo, al llegar a Florida en Estados Unidos, les depara otra situación, igualmente complicada, ya que ahí estarán ilegalmente, y esta condición les califica como terroristas para los estadounidenses, de donde, la deportación y la separación familiar estarán presentes; y además que, ya establecidos en ese lugar, que oportunidades tendrán de al menos situarse en el escenario que tenían antes de su migración. Difícil contestarlo, lo más probable es que, sin haber tenido una decisión previamente analizada para migrar, probablemente sin conocimiento del idioma extranjero, deben construir su sueño americano, pero si es que lo alcanzan, se reflejara en empleos precarios para los padres, con salarios raquíticos y sin los demás derechos, lo que les impedirá su desarrollo, sujetándoles a esta situación, y en su momento a la deportación y separación.

  • #3

    VICENTE RENTERIA ROSALES (martes, 23 julio 2019 18:26)

    “La Familia” es la narración de la migración de una familia que se ganaban la vida a través de un comercio modesto como era una papelería, sin embargo esta historieta o reportaje, no es el verdadero motivo de lo que denomina como con el titulo “que es aquello tan poderoso llamado migración”, el proceso migratorio a través de México evidentemente que es el enfrentar todos los peligros a los que están expuestos los migrantes centroamericanos, inclusive los propios nacionales, pero no se trata de reflejar solamente que la migración tenga como origen la inseguridad, la inseguridad de sus lugares de origen, sin lugar a dudas que es una causa, sin embargo a mi me parece que el motivo principal de la migración es la pobreza extrema de los migrantes, pobreza que ha originado que la migración se convierta en un gran negocio para los delincuentes desde las bandas ya sean los Maras Salvatrucha, Los Zetas, los Zetitas y cuantos delincuentes organizados quieran delinquir, así como por los grandes carteles quienes controlan prácticamente todas las rutas para llegar los Estados Unidos y que tiene en los migrantes Centroamericanos y Nacionales su materia prima para delinquir, con ellos extorsionan tanto a sus familiares de sus lugares de origen como a sus familiares radicados en el lugar del destino del migrante y después de extorsionarlos los utilizan como medios de introducción de drogas a los Estados Unidos, durante su trayecto por las diferentes rutas de nuestro país, los migrantes son, asaltados, secuestrados, golpeados, ejecutados, extorsionados, todo a la vista de todas las autoridades corruptas, de todos los niveles del gobierno Mexicano, es una vergüenza nacional nuestro gobierno en todos los distintos niveles, es del conocimiento publico la pesadilla que pasan los migrantes al cruzar por nuestro territorio, en el documental de Borderland se dice que logran sus destino tan solo el 40% de los que lo intentan, a mi me parece que es menos de ese porcentaje el que logra su destino, se ratifica que la causa de la migración es la pobreza, corrupción, delincuencia y los malos gobiernos tanto de los países de origen como de destino.

  • #4

    RAÚL FALCÓN ARCE (jueves, 01 agosto 2019 19:40)

    Para hablar de migración debemos comprender que se trata de una forma innata y práctica instintiva que llevan a cabo numerosas especies animales con la finalidad de sobrevivir.
    La migración es un fenómeno que ha acompañado a la raza humana desde los inicios de su existencia.
    El movimiento migratorio ha evolucionado junto con la humanidad, a lo largo de nuestra historia las causas que detonan la necesidad de migrar van desde las condiciones climáticas, la disponibilidad de recursos naturales, las oportunidades laborales y hasta la incidencia delictiva.
    Dentro de nuestro contexto social, geográfico e histórico, el proceso migratorio más notorio es el que realizan los centroamericanos (originarios de México, el Salvador, Guatemala, Honduras, Venezuela, etc.) hacia los Estados Unidos, principalmente éste destaca debido a la brutalidad de su trayecto cuyo principal problema no es lograr superar la frontera hacia su meta, sino que, primero los migrantes deben superar todos los peligros a los que estarán expuestos a lo largo de su travesía.
    Los migrantes indocumentados se encuentran expuestos a sufrir asaltos, secuestros, extorsiones, violaciones e incluso la muerte. Estos riesgos están presentes a partir de que una persona o familia toma la decisión de salir de su lugar de origen, cruzar su propia frontera y transitar por diversos países y finalmente dirigirse a México para montarse habitualmente sobre el tren conocido como “la bestia”, o por conducto de coyotes o polleros y atravesar todo el territorio nacional y acercarse a su destino: los EUA.
    Los riesgos de los que huyen las familias migrantes en sus lugares de origen son mayores de lo que podría llegar a ser este sendero. Tanto así que estas personas están dispuestas a darlo todo con tal de llegar a Norteamérica, incluso ser obligados a cooperar con carteles del narcotráfico y transportar sobre sus hombros más de veinte kilos de marihuana, cocaína y demás estupefacientes.
    La minoría que logra su cometido primero se topa con la barrera del idioma, luego con el obstáculo de encontrar un empleo para poder acceder a alimento, vivienda, vestimenta, etc.
    El título del presente texto “la familia” hace alusión a un aspecto que se ve fuertemente afectado por el movimiento migratorio. La desintegración familiar provoca inestabilidad económica y emocional para aquellos que se quedan atrás, lo cual puede derivar en su integración a los grupos delictivos o en su desesperación para escapar y reunirse de nueva cuenta con sus familiares.
    Si bien este es un problema internacional, ninguno de los países involucrados ha logrado sobrellevar este desplazamiento humano de manera correcta, es por ello que específicamente México y sus vecinos de américa latina necesitan una reforma las leyes migratorias para precalificar a los migrantes y en sinergia con los países de origen, tránsito y destino, regular adecuadamente el traslado humano de un país a otro, eliminando a los voraces intermediarios.

  • #5

    Chucho Landin Flores (viernes, 02 agosto 2019 23:05)

    La pregunta principal es: que lleva una persona arriesgar todo lo que conoce, su hogar, su patrimonio y aventurarse en tierras lejanas en busca de un sueño al qué le llaman American Way Of Life?
    De la lectura podemos advertir el duro proceso migratorio por el que muchas familias atraviesan y viven en carne propia el fenómeno llamado migración, partiendo desde la frontera sur de nuestro país y teniendo como destino el cruce de la frontera existente entre México y E.U.
    Sin imaginarse tan siquiera las consecuencias y peligros que el viaje conllevará, sin embargo la familia estará dispuesta a soportar, con la única finalidad de encontrar “la felicidad”, esa felicidad qué aparentemente ofrece el País vecino del Norte y que es capaz de provocar que una familia dejé lo poco que tiene en su país de origen como es el caso.
    Sin embargo, considero que el fenómeno migratorio es de carácter multifactorial, que si bien es cierto “la felicidad” tan anhelada es un factor de los muchos que motivan al migrante para emprender la aventura a través miles de kilómetros, viajando en condiciones infrahumanas, haciendo uso de los trenes de carga conocidos como “la bestia”, imaginándonos las peores escenas de incomodidad durante el viaje, maneras por demás inhumanas, ya que estos viajan a la intemperie, por encima del vagón, aguantando el excesivo calor, el calentamiento de la lámina del vagón, ya caída la tarde deben soportar el frío, la lluvia, casi todo a un mismo tiempo.
    Pero, si bien es cierto el migrante sale y deja todo por ir en busca de la “felicidad” existen también otros factores en su conjunto, los cuales detonan en el individuo esa necesidad de migrar a otros países, por lo general potencias mundiales como lo es Estados unidos de América, que actualmente es la que concentra la mayor parte de migrantes.
    Considero que el migrante parte del lugar de origen dejando todo lo que tiene a su alcance, desprendiéndose de lazos familiares, culturales, ideológicos y su poca economía, con una finalidad mas tangible, esa finalidad de incrementar sus ingresos y desde luego sus oportunidades de una mejor vida.
    Otro factor que considero determinante y que influye en gran medida en la toma de decisión del migrante, que lo motiva a dejar todo y aventurarse al viaje; es el entorno social en el que se desenvuelve, ya que de la lectura, “la familia”, era dueña de un pequeño negocio, el cual le permitía vivir al día, pero sobrevivían. Empero el factor de inseguridad, el factor delincuencial y el temor de tener violentada la integridad familiar, aunado a la incapacidad de su Gobierno de proporcionar seguridad y bienestar a la familia, los orilla a dejar todo y aventurarse en un proceso migratorio arriesgado con pocas posibilidades de cumplir la meta, pero con el único propósito de tener una vida tranquila.
    Es por ello que reitero que el proceso migratorio, resulta ser de carácter multifactorial, que no solo es buscar “la felicidad” sino también la superación, la seguridad familiar hablando de manera amplia, en lo económico, social y cultural, pero desde luego, en busca de mejores oportunidades.

  • #6

    Abigail Fragoso García (sábado, 03 agosto 2019 00:01)

    “La familia” es un texto muy interesante ya que nos muestra un ejemplo por el cual las personas migran, en este caso la familia migra por su seguridad dejando atrás todo y arriesgando hasta la vida, ya que son extorsionados por las pandillas de su país en este caso la Mara Salvatrucha.
    Las personas buscan una mejor calidad de vida al igual que seguridad ya que en sus países corren más riesgos quedarse, que vivir toda una travesía para llegar a sueño americano, Las mujeres saben que van hacer violadas, los hombres saben que van a ser asaltados, pero aún así ellos saben y piensan que el riesgo vale la pena, también saben que más de la mitad de esas personas que viajan, no llegarán a su destino ellos saben todo este riesgo y aún así se aventuran en la migración.
    Es un escrito muy interesante y también lo fuera más si nos pudieran decir si la familia pudo llegar a su destino.
    Es admirable como las personas pueden vivir toda esta travesía, no cualquiera soporta física y mentalmente este viaje, solo los que tienen fijo el objetivo de su sueño y sus esperanzas lo pueden logrará es importante saber que esto existe y te abre la mente para saber que no todo es comodidad te enseña a valorar lo que uno tiene, como un plato de comida y una cama caliente ya que estas personas son obligadas en la mayoría de los casos dejar sus hogares sin mirar atrás!

  • #7

    Ulises Rodríguez Roa (miércoles, 14 abril 2021 10:37)

    En la vida tomar decisiones es una obligación para cualquier jefe de familia, hombre o mujer, ya que las familias han cambiado por diversos motivos, pero la decisión más difícil para las familias de países centroamericanos es dejar su lugar de origen, ponerse en marcha a un viaje que los llevará a una “mejor vida” y viajar con pocos recursos, meterse en la pesadilla de ir a los Estados Unidos, se ha vuelto la única posibilidad para tener una alternativa para la familia, el sacrificio y los riesgos son el común denominador.
    Quedarse en su país donde el gobierno incapaz de brindar seguridad en un Estado de derecho y la economía precaria, sumada a la inseguridad condenan a los miembros de la familia a una vida llena de temores y riesgos, motivó por el que la separación es inevitable y su destino pareciera que depende de la suerte de cruzar una,dos, tres o más fronteras, por ello el corazón va de la mano de la familia y sus santos a los que se encomiendan, pues no hay más, quedarse es perder la única esperanza de una vida mejor para la familia.

  • #8

    Lic.Mario Rivera Moctezuma (jueves, 15 abril 2021 19:20)

    Mi comentario sobre esta familia que por necesidad, por amenazas, por hambre y por miedo a morir, prefieren arriesgarlo todo y endrender ese american way of life, sin saber todo lo que van a sufrir en esta travesia, creyendo que al llegar a Miami, su vida cambiara y aun asi con todos los riesgos a los que se enfrentaran , decuden dejar su pequeñi negocio de papeleria en el cual trabajaban con minimos ingresos, pero cuando se presentan las amenazas de lis maras o delicuentes que les exigen pago y cuotas diarias por el uso de piso, asi que prefieren dalvar su vida y emigrar a lo desconocido, siempre con la idea de ese sueño americano, que los hace pensar que una vez llegando a Estadis Unidos todo va a cambiar y se trasladan a Arriaga patio de lis trenes, cerca de Ciudad Hidalgo a esperar el transporte que es el tren conocido como lo bestia, donde viajaran en sus escalinatas o en el lomo o techo de lis carros del ferrocarril, exponiendo su vida, pero una familia asi con un nivel socioeconomico bastantw bajo, sin ofuentación, con hambre y desesperasos por salir adelante, nos les importa perder hasta la pfopia vida, que triste situación inhumana viven los inmigrantes del sur de nuesteo país, es todo lo que puedo comentar.

  • #9

    Ivan Landeros Ruiz (jueves, 15 abril 2021 23:21)


    American way of life es un anglicismo utilizado para identificar un estilo de vida basado en los principios de vida, libertad, y búsqueda de la felicidad, señalados en la Declaración de Independencia de los Estados Unidos.

    Las sociedades centroamericanas ofrecen pocas oportunidades para el futuro profesional, en particular para los jóvenes, porque el desarrollo económico es problemático.

    La pobreza, la violencia y los problemas en relación con el tráfico de droga están omnipresentes. A menudo los únicos trabajos disponibles son la participación en grupos criminales.

    La causa de la migración no es solamente el sueño de un trabajo mejor y mayores oportunidades, sino también la fuga de los grupos criminales.

    México es un país de tránsito indispensable y peligroso para latinoamericanos en su camino al norte.

    Los migrantes son víctimas de la corrupción y de la violación de los derechos humanos por la policía de las fronteras entre México y Guatemala.

    Este flujo migratorio es un problema para los países centroamericanos, debido a pierden a los jóvenes, un factor demográfico importante, hay despoblamientos locales y las familias se desintegran.

  • #10

    Cinthia Landeros (jueves, 15 abril 2021 23:51)

    Del texto la familia podemos observar las dificultades de las familias para vivir de manera segura en sus países de origen, ya que estos no proporcionan un estado de derecho en donde puedan tener una vida tranquila y segura, pero tampoco creación de empleos u oportunidades para combatir la pobreza.

    Es por lo anterior que se ven en la necesidad de abandonar sus países, sus familias, sus costumbres y perseguir una mejor calidad de vida así como un lugar seguro para sus familias.

    Por lo que emprenden este peligroso viaje hacia Estados Unidos, exponiendo sus vidas al viajar en la bestia, o al cruzar por el río o el desierto, lo que se convierte en una pesadilla y peor aún darse cuenta que eso es solo el comienzo. Porque una vez que logren cruzar la frontera tendrán que conseguir trabajo, un lugar donde vivir y tener cuidado para no ser deportados.

  • #11

    Anayeli Hernández (viernes, 16 abril 2021 00:04)

    De una manera más detallada es como se habla aquí de un solo caso de migración, solo uno cuando sabemos que hay miles, desafortunadamente es así aun que no lo vemos de esa forma, ya que nosotros no hemos estado en los zapatos de esa personas que batallan mucho para cumplir "su sueño americano ", aquí solo nos habla de una familia, del como tuvo que batallar para intentar llegara a Estados Unidos, donde no explican que ellos esperaban el cruzar la República Mexicana en 3 días, y eso no paso, y una ves estando cruzando, se dieron cuenta que harían ese viaje en aproximadamente de 2 a 3 semanas, pero ellos aun pensaban que se les mejoraría su situación, así que no los olvidar y que los buscarán.
    Como último comentario puedo decir que hay que comprender a la gente y apoyarles, ya que no sabes cuando realmente lo necesitan.

  • #12

    Araceli Lobera (viernes, 16 abril 2021 23:24)

    La aspiración principal de todo ser humano es la felicidad, cuando se forma una familia se pretende que también ellos la alcancen, que vivan en bienestar, que no les falte nada, que tengan todo lo necesario para salir adelante.
    Casos como el que se plantea en este blog son un claro ejemplo de esa lucha diaria para alcanzar nuestros sueños, desafortunadamente la inseguridad, la falta de empleo y oportunidades, son factores que inciden para que las personas decidan dejar lo poco o mucho que tienen, precisamente porque en su país de origen no encuentran eso que tanto anhelan, y es cuando se toman esas decisiones tan drásticas, con la conciencia de que si bien será toda una travesía llegar al destino que se han propuesto, en la realidad resulta ser más allá que una aventura, es colocarse en una posición de vulnerabilidad en la que todo derecho humano se desprende, pues se está en la convicción de que llegarán a un lugar mucho mejor a costa de tolerar lo que sea; sin embargo, muchas veces no llegan a su destino.